El signo zodiacal de Leo

Las personas nacidas entre el 23 de julio y el 22 de agosto pertenecen al signo del zodiaco de Leo. Como buen signo de fuego, los Leo destacan por la intensidad y la pasión con que las que enfrentan la vida en todas y cada una de sus facetas. Entre sus características positivas más distinguibles, destacan su enorme optimismo, su extroversión y su inagotable energía. Por otro lado y atendiendo a sus rasgos negativos, los Leo suelen ser testarudos, soberbios y caprichosos, lo cual puede conducirlos a disputas y enfrentamientos por razones que, en muchas ocasiones, su interlocutor considerará banales.

Puede decirse que los Leo son la manifestación en la Tierra de su estrella regente, el Sol. No en vano, el símbolo por el que están representados es un león, es decir, el ‘Rey de la Selva’. Así, los individuos Leo encaran la vida siempre con ambición y con una enorme sonrisa. Esta alegría de vivir suele contagiar a todo aquel que se relacione con un Leo, ya que incluso aquellas personas nacidas bajo este signo zodiacal que no pasen por un buen momento anímico harán todo lo posible por ofrecer su cara más alegre y una actitud constructiva. Este rasgo, sin duda digno de elogio, puede acarrear serios problemas a un Leo si su estado emocional negativo se prolonga en el tiempo: al ocultar sus penas e intentar superarlas por su cuenta, estas pueden ir a peor y manifestarse en frustraciones y reproches que, de cara al exterior, carezcan de sentido.

leo

No obstante lo dicho en el párrafo anterior, y teniendo en cuenta la determinación y la fuerza interior de los Leo, estos suelen superar la mayoría de baches que se interpongan en su camino. Además, los Leo suelen contar con un gran número de personas cercanas dispuestas a ayudarlos, dado que son muy familiares y otorgan una gran importancia a las relaciones amistosas. De este modo, los Leo no tienen problema a la hora de manifestar sus sentimientos a los demás de manera honesta y sincera. El principal inconveniente con el que se encuentran, y como apuntábamos con anterioridad, es que creen que pueden con todo, por lo que sus confesiones pueden resultar incompletas: si eres alguien cercano a un Leo, debes saber leer entre líneas y acertar a averiguar qué es lo que verdaderamente esconden sus palabras. Es probable que se callen (aunque sea de forma inconsciente) aquellas inquietudes que consideren pueden turbar o preocupar a los suyos, pero que son las que realmente les afectan.

Otro de los rasgos más representativos de los Leo es su necesidad de sentirse halagados. Esto se manifiesta fundamentalmente en sus relaciones de pareja, en las que suelen necesitar llevar la voz cantante. No obstante, los Leo compensan esta necesidad siendo extremadamente generosos y fieles. En cuanto a su faceta profesional, los empleos predilectos de los Leo suelen ser bastante dinámicos, en muchas ocasiones relacionados con el mundo del arte. Su inmenso vigor y su gran ambición provocan que nunca les falten ni trabajo ni aficiones con las que entretenerse.

By | 2018-11-06T09:54:50+00:00 octubre 22nd, 2018|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies