El Tarot Rider Waite

rider

El Tarot Rider Waite es uno de los mazos que cuenta con una mayor popularidad a lo largo y ancho del mundo. Aunque a priori no se aprecien diferencias entre esta baraja y la del Tarot de Marsella (o cualquiera de los otros mazos más utilizados), una persona habituada a manejar esta clase de cartas no tardará en advertir algunos cambios de crucial importancia.

El Tarot Raider Waite está compuesto, como la mayoría de mazos, por 78 cartas: 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Estos últimos, a su vez, están divididos en los conocidos cuatro palos o familias: copas, oros (o monedas), bastos (o varas) y espadas (o dagas). Veamos a continuación las principales diferencias a las que nos referíamos entre esta baraja y el resto de mazos adivinatorios.

Diferencias entre el Tarot Rider Waite y los otros mazos

El primer cambio que advertimos al observar las cartas del mazo Rider Waite es la simplificación de los dibujos que aparecen en cada una de ellas. Esta diferencia se aprecia sobre todo en los arcanos menores, cuya interpretación es más sencilla al ser el significado de las figuras representadas más fácilmente identificable.

Otra de las diferencias fundamentales es el alejamiento de la iconografía cristiana, un detalle que, como veremos en los siguientes párrafos, se corresponde con el propio descreimiento que hacia dicha doctrina manifestó el hombre que concibió la baraja que nos ocupa.

La última diferencia que consideramos imprescindible destacar es la alteración de dos de los arcanos mayores. Mientras que en el resto de mazos ortodoxos a La Justicia se le adjudica el número VIII, en el mazo Rider Waite es numerada con el XI. Como consecuencia, a La Fuerza (que suele ocupar la posición XIX) se le otorga el valor VIII. Este cambio en la numeración, según apuntó el padre de esta peculiar baraja, no altera el simbolismo de ninguno de los dos arcanos.

Historia del Tarot Rider Waite

El Tarot Rider Waite nace de la colaboración entre tres personas, aunque el nombre por el que ha pasado a la historia y que ha llegado a nuestros días solo suela hacer honor a dos de ellas. De estas tres figuras, la más famosa es sin duda Arthur Edward Waite, un ocultista y escritor estadounidense nacido en 1857.

Waite, como ya sabemos, es principalmente conocido por ser el ideólogo del Tarot Rider Waite. Según algunos expertos, Waite fue conocido en su época por ser el fundador de la Cruz Rosa, una orden sobre la que apenas hay información fidedigna en la actualidad. Lo que sí cuenta con fuentes documentadas más sólidas es el hecho de que Waite formó parte de dos de las órdenes más influyentes de la época: la Hermandad de los Rosacruz y la Orden Hermética de la Aurora Dorada (Golden Dawn).

Fue en una de las reuniones convocadas por esta última hermandad donde Waite conocería a la que sería artífice de los dibujos del mazo que nos ocupa: Pamela Colman Smith (apodada Pixie). Esta ilustradora y pintora británica consiguió trasladar al papel las ideas que sobre el tarot (y, en definitiva, sobre la existencia humana) tenía Waite, dando lugar al icónico mazo Rider Waiter actual.

Las ilustraciones de la baraja Rider Waite

Los dibujos de Smith beben en varias fuentes y referencias artísticas de la época. Por una parte, la artista estaba muy influenciada tanto por el movimiento ‘Arts and Crafts’ como por el simbolismo de fin de siglo. Asimismo, Smith vivió con su familia en Jamaica durante casi cinco años, un periodo que dejaría huella en el conjunto de su obra.

Origen del mazo Rider Waite

La tercera figura a la que hacíamos referencia con anterioridad es el primer editor e impresor de las cartas que componen el Tarot Rider Waite. Apenas se sabe nada sobre este personaje, más allá de que su apellido era, obviamente, Rider, y de que fue él quien depositó la fe y el dinero necesarios para que el peculiar mazo viera la luz.

Aunque fue concebido en 1903 por Waite, la primera baraja no vería la luz hasta el año 1911. Desde que comenzó a circular en Londres, donde fue lanzada la primera edición, el Tarot Rider Waite contó con una gran aceptación, tanto entre el público especializado de la época como entre los meros aficionados al ocultismo.

By | 2019-11-29T08:13:19+00:00 noviembre 29th, 2019|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat