Tarot Hebreo

Hasta el siglo XIX todo se reducía a una explicación subjetiva y personal del tarot, no fue hasta entonces que se creó una explicación sistemática de los arcanos que componen la baraja del Tarot. Hasta la fecha no se había creado una relación entre el tarot y algún sistema filosófico, más bien cada uno le daba a las imágenes un significado más tradicional y a menudo supersticioso, podríamos entender la antigua forma de ver el tarot como más anárquica que la que tenemos hoy. 

La Cábala reúne especulaciones metafísicas sobre el hombre, el universo y Dios, proveniente de la tradición judía. La Cábala a su vez permite una mejor comprensión del hombre, de sus actos y del tarot, aportando una explicación sobre sus orígenes y evolución. La Cábala también nos invita a modificar nuestra visión de lo que nosotros conocemos como “realidad” y pone de manifiesto la subjetividad de nuestra percepción humana. 

 

La Gematría y el Tarot

La Gematría es una metátesis y un método que depende del hecho de que cada carácter hebreo tiene a su vez un valor numérico

Eliphas Levi fue el primer tarotista en encontrar una relación entre la Cábala y los arcanos del Tarot, sin embargo el primer trabajo completo sobre asociación entre Gematría y Tarot fue de Oswald Wirth quien creó El Tarot de los Imagineros de la Edad Media, en el año 1937. 

Mientras tanto Aleister Crowley trabaja sobre su Libro de Toth, el cual también asocia a la Cábala con el Tarot de Marsella, quien comienza a publicar libros sobre esoterismo en el año 1909, a la vez que ocurre el cisma de la Golden Dawn, una orden hermética inglesa de la cual Crowley era uno de los miembros más influyentes. Tanto su libro como su juego de Tarot se publicaron a finales de la segunda guerra mundial. 

Más tarde Jean Bouchard (francmasón) se sirvió de las mismas asociaciones de Oswald Wirth creando un Tarot simbólico bajo la misma tradición esotérica. 

 

La relación entre los arcanos mayores y el alfabeto hebreo

Asociar las 22 letras del alfabeto hebreo con los 22 arcanos mayores del tarot es algo demasiado tentador. El mayor problemas es el orden en que se asocian esos arcanos con las letras hebreas. 

Por ejemplo para Crowley corresponde al Loco ser el arcano de partida con el número 0 y la letra Alef (La primera del abecedario hebreo) Sin embargo Wirth y Bouchard le reservaron este puesto al Mago (1). No obstante la cosa se complica cuando hablamos de las correspondencias pues mientras que Crowley invierte el orden de las letras y pone a la Estrella (17) en el puesto del Emperador (4), Bouchard intercambia el Carro (7) con la Justicia (8), a su vez otros autores hicieron reparticiones muy diferentes, a lo que es fácil preguntarse ¿Quién tiene razón? ¿Quién está equivocado? 

Lo más sencillo es recorrer a los 22 arcanos letra por letra para hacerse una idea aproximada. Actualmente la más utilizada de todas las correspondencias es la de Wirth. 

Compartir en redes sociales